DIFICULTADES DE ERECCIÓN

22

Atenea Anca
Psicóloga, Sexóloga y Terapeuta de Parejas.

 

La erección no responde a órdenes directas del cerebro, es decir ningún hombre tiene control voluntario de ella. Si estás presentando dificultades para conseguirla, es probable que te falte excitación y te sobre ansiedad. La ansiedad siempre resta diversión en los momentos eróticos. Toda tu atención, para que funcione correctamente tu cuerpo, debe estar enfocada en lo excitante del momento que estás viviendo.

Debes comprender que la erección es una consecuencia del momento erótico que experimentas, por ejemplo “qué rico cómo nos besamos” y no de un objetivo que te propones “debo conseguir una erección”. Cuando te sientas erotizado en lugar de autoevaluado llegará la erección y disfrutarás de tu encuentro erótico.

Fíjate que cuando estás relajado, sin presiones sobre cómo debe comportarse tu pene, por ejemplo, en la masturbación, tu pene se desenvuelve perfectamente. Esto deja claro que son las presiones a las que te sometes, las que afectan las erecciones. No importa si tu caso es de dificultades de erección al principio del coito, imposibilitando las penetraciones, o si son a mitad del coito, interrumpiéndolo. La solución es la misma: pensar en lo erótico y concentrarte en las sensaciones placenteras que recibes.

Para ganar confianza en esta técnica, intenta tener encuentros cuyo foco no sea la penetración sino el disfrute de la piel. Dedícate una sesión erótica para estimular a tu pareja, sin pensar en tu pene. Es muy probable que notes una erección si realmente no te concentras en tenerla.

Si pasado un tiempo de práctica crees que no vas a poder solucionar esta dificultad es posible que necesites asesoría sexológica, así que no dudes en pedir una cita.